La reducción de alumnos de Medicina en Salamanca deberá esperar a un acuerdo nacional

0
161

La intención de reducir el número de alumnos de nuevo ingreso en la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca deberá esperar a un acuerdo nacional, tal y como ha explicado a SALAMANCA UNIVERSITARIA el decano del centro, Francisco Javier García Criado.

En la última reunión de la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina, celebrada este mismo mes, se alcanzó, “sin voces discordantes”, el acuerdo de potenciar una reducción del número de alumnos de estas facultades a nivel nacional. Una decisión positiva pero que implica aplazar esa medida en las dos universidades de Castilla y León que imparten estos estudios, Salamanca y Valladolid, puesto que hacerlo antes que el resto de universidades del país “perjudicaría a Castilla y León”.

La intención de la facultad salmantina era pasar de los 210 estudiantes de nuevo ingreso actuales a 180 ya a partir del próximo curso 2013-2014, aunque, por lo que se ha explicado, no se llevará a cabo esta medida en estos momentos. Precisamente, este mismo lunes, día 25 de marzo, el Consejo de Gobierno de la USAL aborda el establecimiento de los límites de plazas en las distintas titulaciones.

Universidades que incumplen los límites

Dentro de ese proceso a nivel nacional para reducir el número de estudiantes de Medicina se debe dar inicialmente un primer paso, explica García Criado. Y es que, con cierta sorpresa, en la citada última reunión del Consejo Nacional de Decanos (que preside el decano de Valladolid, Ricardo Rigual), se descubrió que varias facultades del país ni siquiera cumplen con los límites ya fijados y admitieron a más alumnos de los permitidos, una situación que ha ocurrido tanto en facultades públicas como privadas.

De esta manera, se puso sobre la mesa, en primer lugar, el compromiso de que los centros ajusten la entrada de estudiantes a lo establecido, como paso inicial para, en un futuro, abordar esa reducción nacional de estudiantes.

En todo caso, como lamenta el decano salmantino, dos universidades cuentan ya con todos los permisos para crear sendas nuevas facultades de Medicina, algo que “no tiene sentido”.

En cuanto a los traslados de expedientes, es decir, alumnos que cambian de una universidad a otra para continuar sus estudios médicos, el compromiso nacional es establecer que solo puedan aceptarse el mismo número de estudiantes que hayan dejado esa facultad para ir a otra. En el caso de la USAL, supondría aproximadamente un 10%, la misma tasa de reposición que se utiliza en la actualidad, indica el decano, si bien la intención inicial del centro salmantino era paralizar completamente la llegada de alumnos por esta vía.

Garantizar la formación, no sobreproteger

La intención de las facultades de Medicina españolas de reducir el número de estudiantes no responde a un interés de “sobreproteger” a la profesión, puesto que, reconoce García Criado, “el paro afecta a todos los sectores”, sino que tiene como objetivo garantizar, por un lado, la correcta formación de los alumnos, evitando masificaciones que la hacen inviable, y, por otro, garantizar el acceso de los futuros titulados a la profesión.

Y es que el caso de Medicina es especial respecto a otras carreras, puesto que el título no capacita para ejercer la profesión, sino que es la realización del MIR. Y con el número actual de estudiantes de esta titulación en España, el propio ministerio ha reconocido que alrededor de un 25% de alumnos no podrá acceder a una de las plazas de Médico Interno Residente.

“Es paradójico gastar dinero en la formación de los estudiantes si después no van a poder ejercer la profesión” al no tener acceso al MIR por el elevado número de alumnos de Medicina en toda España, concluye el decano de la Universidad de Salamanca

fuente

http://www.salamancauniversitaria.com/usal/2279-la-reduccion-de-alumnos-de-medicina-debera-esperar-a-un-acuerdo-nacional

anatomia5o