Reflexiones Recién pasado el ecuador de Medicina

0
756

¡¡Hola a [email protected]!!

En muchas ocasiones encontramos entradas en el blog sobre el primer año de Medicina y lo que lo envuelve: las ganas de entrar, las dudas y los nervios, la incertidumbre ante lo nuevo… Son muchos y muy variados los testimonios de estudiantes de Medicina de primer año, pero pocas reflexiones sobre los años que la siguen.

Recién pasado el ecuador me quedan los mismos años para acabar que los que ya llevo en la mochila y creo que eso brinda una visión diferente a la que se tiene cuando se empieza. Los 2 primeros años, que en la mayoría de las facultades son los años pre-clínicos, en muchas ocasiones pueden resultar desafiantes debido a la falta de contacto con la clínica y la dificultad de algunas asignaturas. No es infrecuente hablar con compañeros que bien ahora o en los primeros años reconocen la falta de motivación y la sensación de “no saber exactamente qué estás haciendo ni si es lo que quieres”. Para mí el antídoto para todas esas dudas ha sido el paso a las asignaturas clínica y al mundo del hospital y el centro de salud.

En mi facultad, la de la Universitat de València, las prácticas empiezan en tercero con una semana por asignatura/especialidad. Aunque puede parecer poco, que lo es, poder estar en contacto con tu futuro laboral más probable fue la confirmación de que tres años antes elegí bien. Mi manera de concebir de las prácticas clínicas es la de formar parte en mayor o menor medida del proceso diagnóstico, terapéutico y del seguimiento de los pacientes y para ello creo que es imprescindible una predisposición auténtica por parte del estudiante. Aunque la calidad y el aprovechamiento de las prácticas depende en la mayor parte del personal médico-docente con el que estemos, pienso que la voluntad de aprender y de aportar al equipo debemos proporcionarla siempre. Mi método hasta ahora ha consistido en seguir las indicaciones de los médicos con los que he estado y se han interesado en enseñar, mientras que si no se me hacía demasiado caso he intentado llevar la iniciativa preguntado dudas que se me iban pasando por la cabeza (aunque ya supiera la respuesta) para demostrar que había interés por mi parte.

Muchas veces, sin embargo, las prácticas han hecho que me fuera a casa con una sensación de malestar muy profunda. Problemas de organización o de atención pueden hacer que sientas que estás perdiendo el tiempo, que por otra parte podrías invertir en tareas más productivas. Pero al mismo tiempo digo que no hay que tirar la toalla: intenta cambiar de médico, habla con los responsables de las prácticas y mantén siempre una actitud positiva. Si a pesar de estar contento te ha sabido a poco y te gustaría pasar más tiempo en el hospital infórmate. Muchas facultades u hospitales ofrecen a los estudiantes la posibilidad de hacer estancias formativas fuera del curso, en verano (lo que en mi facultad se llaman “Prácticas extracurriculares”) que pueden servirte para considerar una especialidad como tu futuro y probablemente te dejen participar más activamente.

Estar a mitad de carrera también significa haber hecho la mitad de los temidos exámenes y con el tiempo también ha cambiado mi manera de enfrentarme a ellos. Cada vez he ido más relajado y seguro de que se podían sacar ya que los recursos con los contaba para hacerlos han ido mejorando con el tiempo. Mi consejo, lo que me ha servido a mí para mejorar en las calificaciones y a nivel de ansiedad, es que primero te informes. Tener amigos en cursos superiores es muy importante a la hora de afrontar cada curso, ellos te podrán decir en qué invertir más tiempo, qué es más importante o qué le gusta más a cada profesor. Parte del proceso de obtener información también recae en intentar conseguir exámenes de convocatorias anteriores. Si tienes suerte repetirán alguna pregunta que podrás contestar fácilmente. Si eres tan afortunado por lo menos sabrás por dónde pueden ir los tiros de las preguntas.

Aparte de la preparación de los exámenes también he aprendido cómo llegar a ellos, a cómo organizarme mejor el cuatrimestre. Muchas veces, en los primeros años, las ganas de conseguir los apuntes los más rápido posible para tenerlo todo bajo control desde la primera semana han hecho que acabara imprimiendo y encuadernando asignaturas enteras para después tirarlas a la basura porque no eran buenas. Pasado un tiempo decidí obligarme a dejar un periodo de tiempo aceptable para tantear el terreno y ver qué material es el mejor para preparar cada asignatura y de este modo evitar gastar dinero y papel inservible. A esto se le suma no llevar horarios demasiado estrictos hasta que los exámenes no estén cerca. Si tenías pensado estudiar un día y te surge un plan valora si compensa adelantar un poco de materia o pasarlo bien y despejarte para volver con más fuerza. Incluso si tienes exámenes en enero puedes tomarte alguna tarde de Navidades para estar con familia o amigos.

Otra manera de aprovechar el paso por la Universidad al máximo es pertenecer a alguna asociación. Tendrás la oportunidad de obtener más conocimientos relacionados con la Medicina (algunos no se explican en clases), ponerlos en práctica y casi lo más importante en mi caso, ¡¡conocer a gente!! Con algunas incluso puedes participar en intercambios y hacer prácticas en el extranjero: más prácticas, más gente nueva, y visitar un país que no conozcas.

Esto ha sido un intento de darle un poco de perspectiva a estudiar Medicina. Si quieres entrar a la carrera ¡¡Mucho ánimo!! Te encantará. Si acabáis de empezar y no lo tenéis muy claro esperad que todo lo malo pasa y vendrán cosas nuevas. Y si estás muy ilusionado en llegar a cursos superiores esfuérzate todo lo que puedas porqué, aunque a veces se te puede hacer muy cuesta arriba, vale la pena. No os olvidéis que nuestra profesión es muy compleja y esa complejidad hace que sea tan bonita de estudiar y practicar.

¿Tienes tú también alguna experiencia que contar? Entra en el apartado de Colaboradores y envíanos tu escrito. ¿A qué esperas? Hay toda una comunidad esperando identificarse con tus experiencias. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.