Estudiante de Medicina: COMPLEMENTA TU FORMACIÓN con PRÁCTICAS EN EL EXTRANJERO

0
556

Si ya llevas más de un año en la carrera seguro que has oído hablar de estudiantes que hacen prácticas en el extranjero durante el verano, y si aún eres un pequeño novato de primero, es tu oportunidad para conocer de primera mano en qué consiste un intercambio.

Es posible que te preguntes qué hay qué hacer, si hay que tener contactos para ir o que creas que te va a costar un ojo de la cara. La realidad es que disfrutar de un mes de prácticas en casi cualquier país es bastante sencillo y realmente no hay mucho que gestionar.

Los intercambios son uno de los proyectos más importantes de Ifmsa-Spain, que a su vez forma parte de parte de Ifmsa, una asociación de estudiantes de medicina de TODO el mundo. Pero evidentemente somos muchos estudiantes de medicina en España y sería muy difícil que nos coordináramos todo a la vez, por este motivo existen los comités locales, de los que seguro has oído hablar. No te voy a engañar, algunos tienen nombres muy raros (AJIEMCA en Cádiz, ADEMAS en Asturias, AIEMEX en Extremadura o MEIGA en Galicia son algunos de ellos). Es posible que ahora te suene un poco más, y estés pensando “ah, las sectas esas que hay en la facultad“. Tranquilo, de verdad, NO SON SECTAS, yo misma en un principio así lo pensaba, pero no tiene nada que ver. Es cierto que quizá algunos de sus miembros, sobre todo dentro de la junta directiva sean muy afines entre sí en cuanto a ideologías políticas y que les veas participando en otras asociaciones o grupos más políticos, pero eso no debe debe preocuparte, Ifmsa es una organización apolítica, y discrepancias con algunos de sus miembros no son motivo para perder la oportunidad de vivir la maravillosa experiencia de los intercambios.

Y ahora centrémonos en lo que nos interesa ¿QUÉ ES UN INTERCAMBIO?

Un intercambio consiste en pasar un mes haciendo prácticas clínicas o de investigación en un hospital o universidad de otro país. Pero lo mejor es que no se trata solo de prácticas y que no vas a estar tú solo, vas a estar con personas de todos los rincones que han elegido el mismo destino que tú conviviendo durante un mes, y también compartirás momentos inolvidables con los estudiantes locales de allí. Harás un montón de actividades por las tardes, viajes los fines de semana, te sumergirás en la cultura del país, descubrirás un montón de cosas nuevas… En definitiva, una experiencia increíble, y te lo digo de primera mano.

El precio varía según el comité al que pertenezcas pero está en torno a los 200-250 euros e incluye el alojamiento y una comida al día.  Solo tendrías que pagar el viaje y el resto de comidas. El alojamiento puede ser un piso de estudiantes, una residencia o puedes alojarte con una familia, nada de dormir en gimnasios y en la calle. Además suelen ir a buscarte al aeropuerto, así que no te preocupes, es seguro.

En España, para acceder a los intercambios clínicos hay que estar cursando 3º, pero todos los estudiantes pueden acceder a los de investigación. De primeras, puede ser que pasar horas en un laboratorio no te agrade mucho, pero se aprende muchísimo, no se trata solo de pipetear, se trata de involucrarte en un estudio y seguirlo día a día, hacer experimentos en animales y comprender como va progresando la medicina y como se va ampliando el conocimiento.

¿Qué necesitas para poder optar a un intercambio?

Ser socio de la asociación y salvo para los países hispanohablantes tener un nivel de inglés de B2 que puede acreditar la propia asociación mediante exámenes.

El reparto de destinos se hace según un sistema de puntos que se consiguen haciendo actividades con tu comité local, por ejemplo haciendo u organizando actividades con los estudiantes de otros países que vienen a España. Lo mejor de esto, es que mientras te diviertes, conoces gente nueva y practicas tu inglés vas a estar ganando puntos, pero hay muchas otras  formas de ganar de ganar puntos.

Ya te están entrando ganas de irte este verano, ¿verdad? Si te apasiona tu carrera, tienes ganas de aprender, no solo de medicina sino de  la vida, y tienes ganas de pasártelo genial esta es tu oportunidad. El mundo pertenece a aquellos que se atreven a explorar todos sus rincones y descubrir sus secretos.

¿A qué países puedes ir?

Prácticamente a cualquier país que se te ocurra, desde Canadá, a Taiwan, pasando por Ghana, Rusia y Finlandia y ninguno te va a defraudar.

Mi experiencia

Yo, en concreto hice mi primer intercambio en Kazán, la capital de la región de Tatarstan, en Rusia. Si algún aficionado a la natación está leyendo esto, os sonará porque en esta ciudad se celebraron los Mundiales de Natación de 2014. La verdad, me fui sin tener mucha idea de dónde me estaba metiendo pero ¡fue una experiencia de 10! No exagero si digo, que durante un mes, esa ciudad se convirtió en mi casa y las personas con las que compartí ese mes se convirtieron en mi familia. Es una ciudad de cuento de hadas, parece el escenario de las Mil y una noches y te servirá para desterrar mitos sobre los rusos, que ni son serios, ni poco habladores, sino amables, acogedores y te harán sentir como en casa. Se trataba de un intercambio de investigación y trabajé en un proyecto sobre la posible curación del Alzheimer con células madre. Básicamente reproduje todo el proceso que se había llevado a cabo, pero a pequeña escala, es decir, solo con 3 ratones. Más atención por parte de mi tutora no pude recibir, y aprendí muchísimo tanto a nivel de trabajo de laboratorio como a nivel teórico sobre la patogénesis del alzheimer y los diferentes tests cognitivos en animales. Pero no todo es trabajo, es verano, ¿qué esperas? ¿Todo el día trabajando? Todas las tardes teníamos actividades, picnics, museos, cenas en azoteas, festival de cachimbas, paseo en barca, patinaje al lado del río, parque de cuerda , visitamos Moscú, el Templo de las Tres Religiones….

Guardo recuerdos inolvidables de aquel mes, y por si aún no os he convencido, nada más volver de mi intercambio decidí hacerme coordinadora local de mi comité para intentar que más personas tuvieran la misma oportunidad que yo. Y evidentemente, al siguiente año repetí, y me fui de nuevo de intercambio a Estonia.

De lo único de lo que me arrepiento es de no haber descubierto esta maravillosa oportunidad antes.

¿Tienes tú también alguna experiencia que contar? Entra en el apartado de Colaboradores y envíanos tu escrito. ¿A qué esperas? Hay toda una comunidad esperando identificarse con tus experiencias. 

 

anatomia5o

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.