El nuevo sistema de becas

0
181

El nuevo sistema de becas ya es una realidad. El Consejo de Ministros haaprobado el Real Decreto en el que se recogen los umbrales de renta y de rendimiento para los programas de becas en los que se establece en general una nota de corte de 5,5 puntos. Una calificación que, finalmente, ha sido rebajada frente al 6,5 que se planteó inicialmente desde el Ministerio de Educación y que tuvo contestación social y desde el ámbito educativo y político.

De esta manera, se exigirá que los alumnos tengan una nota de 5,5 para optar a una beca de bachillerato y para acceder a la matrícula gratuita en la universidad. En el ámbito de los estudios no universitarios también se exigirá un 5,5 de media en cuarto curso de la ESO para optar a ayudas en el Bachillerato, en lugar del 6 que se contemplaba en el borrador del decreto.

Sin embargo, en el caso de acceder a una FP de grado, se pedirá la inscripción como requisito académico,mientras que se pedirá un5,5 en el título de Bachillerato para optar a una ayuda para el primer curso de FP de ciclo superior. Además, para mantener la beca que se conceda, será necesario que el estudiante supere todas las materias menos una asignatura.

Dentro del ámbito universitario, el nuevo sistema de becas establece que se deberá tener un 5,5 de nota media en bachillerato y prueba de acceso a la universidad para disfrutar de exención de las tasas y de matrícula, pero sube un punto hasta el 6,5 para recibir las becas compensatorias y de residencia.

En el Real Decreto igualmente contempla ayudas económicas directas. En concreto, se establecen dos ayudas fijas de 1.500 euros por baja renta o cambio de residencia y una variable en función del rendimiento y el presupuesto. En este caso, para acogerse a ellas, el estudiante tendrá que tener una media en bachillerato y prueba de acceso de, como mínimo, un 6,5.

Para mantener estas ayudasse establecen requisitos distintos según las áreas de conocimiento, que se mantienen igual en relación al año pasado, con la excepción de Ciencias, rama del saber en la que ahora será necesario tener un 65% de los créditos aprobados para no tener que pagar las tasas. Además, se tendrá que aprobar el curso entero, siendo suficiente con obtener un 5, o el 80% de los créditos con una media de 6 puntos.

En el caso de las ramas de Ciencias de la Salud y Ciencias Sociales, Artes y Humanidades será preciso aprobar entre el 80% y el 90% de los créditos, respectivamente, para pasar de curso y tener la matrícula gratuita. Asimismo para acceder a las becas fijas y variables se pedirá aprobar todo con un 5 como mínimo o bien que se supere ese porcentaje con una media de 6,5 puntos.

Además de los requisitos de acceso y de mantenimiento de las becas, el Real Decreto también fija un nuevo sistema de concesión que consta de dos partes. Uno de ellos se corresponde con cuantías fijas, que incluyen las cantidades que garantizan el derecho a la educación a las rentas más bajas, una cuantía par residencia para los que se desplazan y la exención de los precios públicos, mientras que la otra parte es una cuantía variable para la que se tiene en cuenta la renta familiar y el rendimiento académico de cada beneficiario.

Con estos parámetros, se establecen tres umbrales para los alumnos universitarios. El primero de ellos comprende una beca de matrícula, una cuantía fija ligada a la renta por 1.500 euros, en su caso la cuantía fija ligada a la residencia de 1.500 euros y una cantidad variable en función del rendimiento del alumno y su renta familiar que, como mínimo será de 60 euros. En el segundo umbral se prevé la beca de matrícula, la cuantía fija a la renta de 1.500 euros y en su caso de residencia de 1.500 euros y la cantidad variable según el rendimiento del estudiante y la renta de la familia, mientras que el tercer umbral engloba la beca de matrícula.

En las enseñanzas no universitarias, igualmente se han fijado tres umbrales. El primero de ellos comprende una cantidad fija ligada a la renta de 1.500 euros y en su caso de residencia por 1.500 euros y una cuantía variable en la que se tendrá en cuenta el rendimiento académico y la renta familiar. Esta cantidad variable, como mínimo, será de 60 euros. En siguiente umbral se establece una beca básica de 200 euros, en su caso cuantía ligada a la residencia de 1.500 euros y la cantidad variable siguiendo los mismos parámetros que en otros umbrales y con el importe mínimo de 60 euros. En el tercer umbral se establece una beca básica de 200 euros.

Con este sistema, según explican desde el Gobierno central, se pretende que para la misma renta, el mayor rendimiento dé derecho a una mayor cuantía, mientras que para el mismo rendimiento, la menor renta permita acceder a una mayor cantidad y que la mejora del rendimiento tenga un mayor efecto en la cuantía de las rentas más baja

Bibliografia

fuente

http://www.aprendemas.com/Noticias/html/N12552_F05082013.html

 

Deja un comentario