Educación pretende cambiar el modelo actual de becas

0
176

El Ministerio de Educación primará a partir del próximo curso 2013-14 a los alumnos con rentas familiares más bajas y que tengan mejores notas a la hora de repartir becas y ayudas, según el borrador del real decreto que el Gobierno confía en tener aprobado a finales de julio o primeros de agosto.

Fuentes de Educación han explicado que se trata de cambiar el modelo actual para “incentivar” el esfuerzo académico, ya que hoy en día se da el caso, han afirmado, de que hay estudiantes que con firmar un examen en blanco cumplen el requisito para seguir accediendo a una beca de estudios.

Así, entre las exigencias académicas, se pedirá el curso próximo desde un 5,5 para FP en grado superior hasta un 6,5/7 para máster, pasando por un 6,5 en Bachillerato —y en primero de este curso no se dan ayudas a los repetidores—.

En la universidad, además, hay que aprobar el 100% de los créditos para renovar la beca al curso siguiente, salvo en enseñanzas técnicas, que se pedirá aprobar el 85% de los créditos matriculados.

“No hablamos de excelencia, sino de aprobados”, han resaltado las fuentes del Ministerio, que han negado que el nuevo real decreto esté encaminado a “ahorrar” en becas, si no que se trata de hacer un “reparto diferente”.

Cómo influye la renta

El borrador de real decreto mantiene el derecho de los estudiantes a obtener una beca siempre que la renta familiar, por ejemplo de cuatro miembros, esté por debajo de 38.800 euros.

Se incorpora una parte variable que combinará la renta con el rendimientoPero junto a las denominadas “partidas fijas” (1.500 euros al año por la renta familiar y 1.500 por cambio de residencia) se incorpora una “parte variable” que combinará la citada renta con “el rendimiento”, según las mismas fuentes, que han recordado que el apartado becas supone el 70% de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, cuyo presupuesto general para el próximo curso aún se desconoce.

Precisamente este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que el nuevo decreto está siendo estudiado por el Consejo de Estado y que no es voluntad del Ejecutivo reducir la cuantía de las becas al estudio.

Para los estudios no universitarios, la “beca básica” será de 200 euros y para los universitarios se traduce en la exención del pago de las tasas de matrícula.

Por su parte, la “parte variable” de la beca tendrá un importe mínimo de 60 euros para el curso próximo y se calculará de acuerdo al número de perceptores y la nota media del estudiante, entre otros aspectos.

Tres umbrales

El nuevo documento establece tres umbrales para calcular la renta familiar, a diferencia del actual decreto sobre leyes que incluía cinco umbrales.

En el primer umbral, con un máximo de 14.613 euros para una familia de cuatro miembros, se da acceso a la ayuda fija ligada a la renta, a la residencia y a la cuota variable.

En el segundo umbral, con 36.421 euros anuales para el mismo tipo de familia, se accede a todas las ayudas excepto la ligada a la de renta, y en el tercer umbral, con un máximo de 40.796 euros anuales, también para una familia de cuatro personas, solo se puede acceder a la beca de matrícula.

Por otra parte, se mantiene, han añadido las mismas fuentes, la denegación de becas para las familias con una segunda residencia cuyo valor catastral supere los 42.900 euros.

fuente

http://www.20minutos.es/

Deja un comentario