18 Febrero: Día Internacional del Síndrome de Asperger

0
671

Desde 2007, el 18 de febrero se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger. Esta fecha coincide con el aniversario del nacimiento de Hans Asperger (18/febrero/1906). Pediatra, investigador, psiquiatra y profesor de medicina austríaco, que describió el síndrome.

En 1943 Hans Asperger, publicó un informe describiendo a niños de inteligencia y desarrollo de lenguaje normales con interacciones sociales y capacidades comunicativas alteradas. El término “Asperger” apareció en el manual del DSM-IV como un síndrome separado y distinto al “trastorno autísta” o autismo. Sin embargo, en el DSM-V desaparecen los diagnósticos: síndrome de Asperger, Autismo, y Trastornos Generalizados del Desarrollo y los unifican en el Espectro de Desórdenes de Autismo.

Según el  DSM-IV, los criterios del Trastorno de Asperger [299.80]son:

Código CIE-10: F84.5 – Código CIE-9-MC: 299.80
Criterios diagnósticos:
A. Alteración cualitativa de la interacción social, manifestada al menos por dos de las siguientes características:

1. importante alteración del uso de múltiples comportamientos no verbales como contacto ocular, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social
2. incapacidad para desarrollar relaciones con compañeros apropiadas al nivel de desarrollo del sujeto
3. ausencia de la tendencia espontánea a compartir disfrutes, intereses y objetivos con otras personas (p. ej., no mostrar, traer o enseñar a otras personas objetos de interés)
4. ausencia de reciprocidad social o emocional
B. Patrones de comportamiento, intereses y actividades restrictivos, repetitivos y estereotipados, manifestados al menos por una de las siguientes características:

1. preocupación absorbente por uno o más patrones de interés estereotipados y restrictivos que son anormales, sea por su intensidad, sea por su objetivo
2. adhesión aparentemente inflexible a rutinas o rituales específicos, no funcionales
3. manierismos motores estereotipados y repetitivos (p. ej., sacudir o girar manos o dedos, o movimientos complejos de todo el cuerpo)
4. preocupación persistente por partes de objetos
C. El trastorno causa un deterioro clínicamente significativo de la actividad social, laboral y otras áreas importantes de la actividad del individuo.

D. No hay retraso general del lenguaje clínicamente significativo (p. ej., a los 2 años de edad utiliza palabras sencillas, a los 3 años de edad utiliza frases comunicativas).

E. No hay retraso clínicamente significativo del desarrollo cognoscitivo ni del desarrollo de habilidades de autoayuda propias de la edad, comportamiento adaptativo (distinto de la interacción social) y curiosidad acerca del ambiente durante la infancia.

F. No cumple los criterios de otro trastorno generalizado del desarrollo ni de esquizofrenia.

 

Deja un comentario