Sanidad prioriza el acceso al MIR de los egresados de las facultades españolas

0
99

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha informado de que la nota de corte para acceder a la formación sanitaria especializada en la próxima convocatoria será de un P-30, es decir, los aspirantes tendrán que sacar una nota igual o superior al 30 por ciento de la media de los 10 mejores exámenes. De esta forma, si se hubiera establecido esta medida el año pasado, los alumnos con una nota en el examen menor de 172,35 no podrían haber optado a plaza.

En el comunicado de Sanidad, se recuerda que desde 2008 y hasta ahora todos los aspirantes con una nota positiva en el examen han podido ser admitidos y obtenían su número de elector. Hay que tener en cuenta que el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) pidió en 2007 un “mínimo exigible”. Hace unas semanas, el CEEM solicitaba que se retrasaran las nuevas medidas hasta que se estableciera un grupo de trabajo que analizara las modificaciones en el examen MIR y sus posibles repercusiones. Según Sanidad, este nuevo corte tiene como objetivo “aumentar la calidad en la selección de los profesionales que acceden a esta formación”.

Esta no es la única novedad planteada para la próxima convocatoria, sino que se ha establecido la reserva del 7 por ciento de las plazas para las personas discapacitadas y se ha cambiado el porcentaje de las reservadas a médicos extracomunitarios de un 10 a un 8 por ciento. Para este colectivo se mantienen los requisitos de idiomas que comenzaron a pedirse en la convocatoria pasada, la certificación del diploma de nivel superior C1 o C2 del castellano.

Por otra parte, se confirma la disminución de la oferta para formación sanitaria especializada un 5 por ciento, a la espera de ser aprobada la propuesta el próximo mes de septiembre.

Se preserva la formación de los egresados de las universidades

Todas estas medidas, según el vocal de Médicos en Formación de la Organización Médica Colegial (OMC), Fernando Rivas, se han tomado “para preservar la formación de quienes egresan de las facultades”, en un momento de crisis en el que hay más recirculación de especialistas y empiezan a graduarse los alumnos afectados por el aumento de las plazas en las universidades.

La nota de corte es una forma de adelantarse a lo que va ocurrir. Rivas recuerda que quienes sacan las peores notas son los ‘recirculantes’, que abandonan su formación para presentarse otra vez al MIR, y los médicos extracomunitarios, a quienes afectará más el establecimiento de este mínimo.

En cuanto a la posibilidad de que quedaran plazas vacantes, por restringirse el acceso al MIR, Rivas asegura que este año se han cubierto todas y recuerda que “la gente necesita trabajar” y no se pueden permitir rechazar las plazas.

fuente

http://www.redaccionmedica.com/


bannermir2