Consejos para la Preparación Intensiva del Examen MIR

0
240
  1. Es prácticamente imprescindible para tu futuro profesional como médico que superes este examen. El MIR es condición necesaria, aunque no suficiente, para garantizar tu futuro como médico especialista. Hay otros caminos para trabajar sin especializarte, pero tendrías que renunciar a atender a pacientes en la Sanidad Pública. El MIR es un obstáculo más en tu carrera  profesional, que deberás “pasar”.
  2. El examen MIR se puede sacar con un buen número de orden con 7 meses de trabajo intensivo. Los miles de compañeros que siguiendo este mismo método han superado este examen no eran más inteligentes que tú, ni tenían mejor expediente académico (baremo). El único secreto de su éxito fue el sacrificio y el trabajo orientado en la dirección adecuada.
  3. La preparación del examen MIR es incompatible con cualquier otro trabajo. Necesita todo tu tiempo, si aspiras a obtener un buen número de orden, que te permita escoger plaza entre la mayoría de las especialidades. Cuanto menos tiempo dediques a la preparación, peor número de orden obtendrás, y más se restringirán tus alternativas de elegir plaza para formarte como especialista.
  4. Recuerda que el resultado final dependerá de dos variables que se suman:   la “mochila” de conocimientos médicos que traes antes de empezar el Curso (que ya no son modificables, es lo que traes), y los conocimientos que adquirirás durante el Curso (variables según tu nivel de trabajo durante le mismo). Trázate un objetivo al principio de la preparación, ambicioso, pero alcanzable, y lucha por el
  5. No hay éxito sin esfuerzo. Durante los próximos meses tendrás que trabajar todo el día. Deberás invertir en tu preparación cada día: 6-7 horas de estudio, 1,5-2,5 horas de test (112-250 preguntas), y 3 horas de repaso (en clase o por tu cuenta).
  6. Debes relacionarte con tus compañeros. Todos estáis en el mismo “barco”, y compartís problemas y miedos. No luchas contra ellos, si no contra ti mismo.Una de las bases de tu éxito es crear un ambiente de compañerismo y trabajo muy fuerte en clase. Cuando hables con los demás, sé sincero. Lo que ha hecho más útil al Curso Intensivo MIR Asturias en convocatorias anteriores no han sido las clases, ni los libros, ni los test, sino el ambiente de trabajo y de sacrificio entre los alumnos. La principal ventaja de asistir a este curso es estar rodeado de compañeros en tu misma situación dispuestos a trabajar al máximo. Si has escogido el Curso a distancia te aconsejamos que intentes formar un “grupo de estudio” en tu ciudad y te reúnas con otros compañeros que también estén preparando el MIR, para poder constituir en tu ciudad un grupo de ayuda mutua.
  7. Mientras estudias y lees intenta relacionar los temas con cosas ya estudiadas, ello disminuye el olvido. Por muchos resúmenes que te proporcionemos, no hay un atajo hacia el aprendizaje que evite el esfuerzo personal.
  8. Tan importante como el estudio es el entrenamiento diario haciendo test. No los desperdicies. Un número importante de alumnos obtiene un resultado “sub-óptimo” (por debajo de sus posibilidades) por no seguir este consejo, y dedicar el tiempo de test al estudio. Cada examen (MIRes anteriores, Simulacros, test de la asignatura) te aportará una cosa distinta. Sigue tu evolución en tus informes informatizados: GPS MIR, CMIr, informes de tests, etc.
  9. No pierdas de vista los 3 niveles de rentabilidad durante la preparación. De más a menos rentable: conceptos repetidas de MIRes anteriores (repeMIR), conceptos preguntados en el MIR y aún no repetidos (MIR no repeMIR)  y por último, el resto de la medicina. No pases de un nivel al siguiente si no has dominado al menos el 85-90% de los conceptos del nivel anterior.
  10. De nada sirve haber sabido una cosa si luego no la recuerdas el día del MIR, eso no puntúa en el examen. Al final del día debes repasar lo estudiado esa jornada, asistiendo a clase, o en por tu cuenta.
  11. La preparación del MIR es una carrera de resistencia. No pierdas nunca el ánimo ni los nervios. De nada sirve “romper” unos pasos antes de la meta. Ante la duda de si vas a poder aguantar,  y llegar hasta el final,  disminuye la intensidad de tu trabaja. Si en algún momento ves que te acercas a ese punto de “ruptura” y agotamiento, baja el ritmo y descansa ese día (o los que necesites).
  12. Ningún día, y bajo ningún pretexto, dejes de dormir lo necesario (8 horas). Recuerda que se trata de una carrera de “resistencia”, no de “velocidad”. Durante el sueño es cuando se fijan los conocimientos nuevos en la memoria.
  13. Aunque no quieras, y por uno u otro motivo, habrá días en los que no puedas cumplir tu objetivo de estudio. No intentes recuperar ese trabajo atrasado, no hay tiempo para ello, y lo único que conseguirás es estresarte y disminuir tu rendimiento. Cada día enfréntate sólo con la tarea de ese día. No mires hacia atrás ni hacia delante, céntrate solo en el trabajo que te toca ese día.
  14. Aunque no estudies todo lo previsto, deja libre todos los días media hora o una hora para hacer deporte o pasear. Tu equilibrio mental es imprescindible para el éxito. Descansa un día a la semana para poder rendir al máximo la siguiente. No es tiempo perdido, es necesario para el éxito de tu preparación.
  15. Confía en ti, nosotros lo hacemos. Si quieres…., puedes.fuente

http://www.curso-mir.com/consejos-para-la-preparacion-del-MIR.html

anatomia5o

Deja un comentario