Cardiología, la más solicitada los años previos

0
260

Este lunes están convocados a escoger una plaza de médico interno residente los aspirantes que tengan un número de orden entre el  1 y el 700. La elección se alargará hasta finales de abril. Las especialidades que son más demandadas en este primer día de asignación suelen ser Cardiología, Dermatología y Pediatría, aunque van ganando peso otras como Ginecología o Medicina Interna.

No sabemos qué pasará el lunes pero podemos aventurar que Cardiología será la especialidad favorita de los MIR que elegirán los primeros, como cada año. En 2011 fue escogida por 90 personas el primer día de la asignación, y ha ido escalando posiciones en los dos últimos años, ya que en 2012 fueron 94 los que optaron por esta especialidad y en 2013, 103. La prevalencia de las enfermedades cardiovasculares y las nuevas técnicas son dos de los motivos que esgrimen los aspirantes MIR para elegir Cardiología.

En el caso de Pediatría, se ha mantenido cada convocatoria como la segunda más demandada en el primer día, aproximadamente 80 aspirantes la eligen. Muchos de ellos escogen esta especialidad con la esperanza de trabajar finalmente en un hospital, aunque el 60 por ciento de ellos terminarán en Atención Primaria, según la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria.

Dermatología sigue siendo también una de las especialidades más solicitadas en el primer día, sin embargo, ha ido perdiendo atractivo. Ha pasado de ser elegida por 74 aspirantes en la convocatoria de 2010/2011 a 58 en la de 2012/2013. Las actividades en esta disciplina son muy amplias y abarcan las facetas médicas, las quirúrgicas, las teóricas y las físicas.

Siete especialidades son las que han escalado posiciones en la lista de favoritas MIR desde la convocatoria de 2010/2011: Cardiología, Aparato Digestivo (que ha pasado de ser la opción de 20 en 2011, a 26 en 2013), Medicina Familiar (de 1 a 7), Medicina Interna (de 27 a 36), Neurología (de 36 a 43), Ginecología (de 34 a 62) y Oncología Médica (de 9 a 17).

fuente

http://www.redaccionmedica.com/

Deja un comentario