sábado, 24 julio 2021

Esta pandemia nos ha llevado a muchas emociones que teníamos a flor de piel

- Anuncio -

Panamericana

- Anuncio -

telegram-casimedicos

Esta pandemia nos ha llevado a muchas emociones que teníamos a flor de piel, solo necesitábamos algo que terminara de hacer explotar esa caldera de emociones. Reflexionar sobre tantos sentimientos encontrados.

Y estoy hablando desde los dos puntos de vista, medico y paciente.

A veces como médicos creemos que nada nos va pasar; incluso olvidamos las enfermedades que venimos arrastrando, como paciente. Por lo menos en mi caso. Como si la bata nos diera un superpoder. Olvidamos las cosas esenciales de la vida. Sobre todo cuando trabajas todo el día.

Nuestros sentimientos son tan diversos, desde frustración, enojo, sentimiento de culpa, negación. Angustia y dolor. Te pones en el lugar del paciente. Por lo menos a mi me toco.

Vivir la enfermedad por experiencias personales: conocidos, compañeros y familia….

Como personal de salud te da coraje, que tengas que salir de la linea de fuego por tus factores de riesgo. Te sientes como un león enjaulado, mientras te llega la información de fuera, acerca de la enfermedad.

Que compañeros tuyos se enfermaron, te preguntas ¿¿¿¿¿ cuando regreses como vas a trabajar ?????

Te sientes tan impotente y tan pequeño. Y que sabes que los factores de riesgo no se quitaron porque padeces una enfermedad inmunológica. ¿¿ Que haces ??

Ese sentimiento de culpa por estar encerrado, no entiendes los motivos. Mientras que tus otros compañeros están en el campo de batalla.

Cuando estas acostumbrado a esa adrenalina de trabajar en un hospital de cumplir con tu labor como medico; pasas por tantos pensamientos como si fuera una película. Incluso que estando en resguardo sigues siendo medico, yo entendí que no somos invencibles, que somos seres humanos, que por la gracia de dios recibimos un don. Que a veces necesitamos un alto. Tener esperanza y fe. Ponernos la armadura de dios y confiar. Aprender a confiar y aceptar cosas que no podemos cambiar. Entregar nuestras cargas a aquel que dio hace dos mil años su vida por nosotros, como un acto de amor. Nuestro señor jesucristo.

Y se que algunos como médicos no les gusta hablar de cosas espirituales. Pero a mi me ayudo. Es lo que tengo que compartir, para mi fue necesario prepararme mas, reconocer mis limitaciones, ponerse en el lugar del familiar y del paciente. Pero sobre todo convertirme en un apoyo, dentro de limitaciones para los demás y volver mi mirada a aquel que me creo, que me dio un don, a establecer una relacion, con aquel que todo lo puede.

Muchas bendiciones y muchas gracias a todos aquellos que forman parte de las instituciones desde el director hasta el personal de mantenimiento.

Y por favor un llamado a la gente para que se cuiden y guarden las medidas de distanciamiento social, además del lavado de manos, el uso de gel y el cubrebocas.

Cuidemos a nuestro familia que tienen factores de riesgo y también a los médicos y profesionales sanitarios.

Si bien ya ha terminado el Sorteo – si lo deseas, estaremos encantados de recibir tu historia (escrita, audio o video), en nuestro email o WhatsApp.

¿Qué te ha parecido este contenido?
(Votos: 1 Promedio: 5)
- Advertisement -

Latest news

- Anuncio -

Bioquimica

Related news

- Anuncio -

PROMIR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Qué te ha parecido este contenido?
(Votos: 1 Promedio: 5)