El sistema MIR fue positivo pero tenemos que avanzar

0
156

Óscar Gorría estrena cargo al frente de la vocalía de Médicos en Formación de la Organización Médica Colegial. El nuevo vocal insiste en la necesidad de potenciar la formación y la evaluación de los residentes del SNS, así como reconocer la labor del tutor.

 

Pregunta. ¿Cuáles son los retos y los objetivos a los que se enfrenta en esta nueva etapa? 

Respuesta. Los dos grandes retos son, por un lado, la evaluación y la formación y, por otro, la situación laboral. La vocalía debe defender siempre la profesión, especialmente a los residentes y a los médicos jóvenes. Debemos aspirar a una evaluación correcta, una buena formación, un reconocimiento de los tutores y fomentar la investigación, el punto más flaco de los especialistas españoles con respecto a Europa. Esta vocalía no debe centrarse sólo en los MIR, sino en todos los médicos jóvenes. 

P. Una de sus propuestas es el replanteamiento del sistema de evaluación docente, ¿qué cambios deben acometerse? 

R. Resulta necesario la implantación de la troncalidad. Creemos que será positivo, es un sistema transversal y multidisciplinario que intenta formar al residente en medicina general. El sistema MIR ha sido positivo, pero tenemos que avanzar. La troncalidad puede conseguir estos objetivos de una evaluación correcta. Hay que hacer un buen análisis de los hospitales y de las unidades docentes actuales; decidir cuáles deben tener un sistema troncal o específico, así como las competencias que va a impartir esa unidad. 

P. ¿Cómo ve las propuestas que se han planteando hasta ahora en el Congreso? 

R. Coincidimos con el director general de Ordenación Profesional, Javier Castrodeza, en que el periodo troncal no debe ser tan rígido. Tendrá que durar lo que resulte necesario para adquirir las competencias que determine la comisión nacional. Debemos avanzar con cautela. 

P. ¿Cómo están afectando los recortes a los residentes? 

R. Por un lado, los tutores se ven menos arropados y eso influye negativamente; por otro lado, se reducen de manera drástica las guardias, lo que conlleva un detrimento económico y formativo. Los recortes impiden que se amplíen las plantillas. Si ya es grande la carga asistencial, ahora se incrementa más. En ocasiones deben suplir el trabajo de un adjunto. Además, la renovación generacional no se está produciendo y el residente no se puede incorporar a la vida laboral. 

P. Hay residentes que llevan dos años sin ser evaluados, ¿qué se puede hacer para potenciar la figura del tutor? 

R. Debe existir un reconocimiento de la figura del tutor como queda plasmado en el Real Decreto de 2008. Hay que ayudar al tutor para que haga su función y más en una situación económica como la actual. Efectivamente, vocales de Extremadura nos han comentado que en algún centro no tenían una comisión docente desde hace dos o tres años para evaluar a los MIR; es decir, residentes que ya han terminado, no han sido evaluados. Es una falta de procedimiento gravísima. 

P. Hablaba antes de la investigación, ¿cómo puede potenciarse en la actual coyuntura si ni siquiera se hacía antes de la crisis? 

R. Bolonia está incidiendo en este asunto, pero si queremos que nuestros residentes alcancen las excelencia en su formación, los hospitales, los tutores y la Administración deben potenciar que los médicos investiguen y publiquen. Hay que formarse asistencialmente y también científicamente. Un residente debe desarrollar un espíritu científico. Con los recortes, la investigación puede parecer menos necesaria, pero a día de hoy es lo que más nos hace avanzar
fuente

Deja un comentario