El examen MIR dejará fuera al 40% de los aspirantes

0
150

Un grupo de amigos con una pancarta que rezaba ‘Yes, you can’, un botellín de agua, una tableta de chocolate y cientos de horas de estudio durante los últimos meses fue todo lo que necesitó ayer el ceutí Pedro Barredo para enfrentarse a un examen de cinco horas y 225 preguntas (más 10 de reserva ) que le permitirá formarse como especialista en un centro sanitario. Pedro optaba a una de las 6.149 plazas de Médico Interno Residente (MIR) convocadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en toda España, a las que en esta edición se presentaron 11.696 titulados en Medicina, un 14% menos que en la convocatoria anterior, mientras que las plazas también se han reducido un 1,4% (son 91 menos). O lo que es lo mismo: la crudeza de la prueba privará de su sueño al 40% de ellos.

A la misma hora en el que él entraba a un aula del Campus de El Cristo, las cuatro de la tarde, se examinaban también enfermeros, farmacéuticos, psicólogos, biólogos, radiofísicos y químicos en busca de su periodo de residencia. En toda España, se convocaron 7.602 plazas para un total de 35.959 aspirantes, 4.307 menos (-11%) que en 2013. El descenso de médicos aspirantes contrasta con el incremento que se había producido el año pasado, del 6,1%. Y no es el único significativo: también hay 2.375 enfermeros menos (-12%), pese a que el número de plazas ofertadas (961), apenas varía (963).

Los químicos aspirantes a un periodo de residencia también bajaron con respecto al año anterior (un 16%, 52 menos), así como el de radiofísicos (un 13%, 44 menos) y el de farmacéuticos (un 1%, 12 menos). Y, en cambio, se produjo un leve incremento del número de aspirantes a la residencia de Psicología y de Biología (un 3%, 121 y 23 más respectivamente).

Casi la mitad de los candidatos en esta convocatoria 2013-2014 son titulados en Enfermería, 17.382, que optan a una de las 961 plazas ofertadas. También participaron en el examen 3.974 psicólogos para 130 plazas; 1.472 farmacéuticos para 278 plazas; 856 biólogos para 43 plazas; 302 radiofísicos para 29 plazas y 277 químicos para 12 plazas.

La mitad de extracomunitarios

Ayer, en Oviedo, todo eran nervios de novios, novias, padres y madres de los 1.863 aspirantes (797 de ellos, médicos, 300 menos que el año pasado) que se presentaron a una prueba cada vez más exigente. Algunas familias, como la de la jienense María Pulido, llegadas desde lejos para apoyarla. Los organizadores del Curso MIR en Asturias, Jaime Baladrón y Paula J. Fonseca, aseguraban que esta es la mejor promoción de estudiantes de su historia, pero que «lo que les genera más estrés es la puntuación de corte», que se situó en una nota igual o superior al 35% de la media aritmética obtenida por los diez mejores exámenes (el año pasado estaba en el 30%).

El objetivo, defiende el ministerio, es «aumentar la calidad en la selección de los profesionales que acceden a esta formación», pero a nadie se le escapa, como explicaba Rubén Rosón, en liza por una especialidad médica que le permita estar «en contacto con los pacientes», que «ésta es la primera criba» que deben superar, pero es que, «después de la residencia, nadie te garantiza que vas a tener trabajo. No se renueva el puzzle sanitario, algo que resulta tan necesario, y se nos condena a la precariedad o a irnos al extranjero».

Es el paro el que empuja a algunos a presentarse por segunda, o incluso por tercera vez, y también lo tienen cada vez más difícil los aspirantes de otros países como Evelin Pérez, llegada desde República Dominicana dispuesta a ser oftalmóloga, porque el cupo de plazas para médicos extracomunitarios se fijó en el 4%, la mitad que el año pasado. El problema es que la información llegó tarde y mal, cuando ya estaban matriculados en el Curso MIR. «Porque, de saberlo antes, muchos quizá no habrían venido»

fuente

http://www.elcomercio.es/

bannermir2

Deja un comentario