CIEN NIÑOS VIZCAINOS, DOCTORES DURANTE UN DÍA

0
192

La Unidad Docente del Hospital Universitario de Basurto (HUB) acoge hasta hoy el Hospital de Ositos, una iniciativa europea en la que un total de cien niños de entre 5 y 6 años aprenden, de manos de los estudiantes de Medicina de la Universidad del País Vasco, a ver, prevenir, y curar enfermedades con sus ositos de peluche. Ayer fue el turno de alumnos de Franciscanas de Montpellier (Trapagaran) y hoy lo harán alumnos de Andra Mari Ikastola, en Getxo. Con la realización de esta actividad, Osakidetza pretende “educar a los niños para que desde muy pequeños normalicen la relación médico-paciente, pierdan el miedo a los profesionales de la Medicina, y aprendan hábitos saludables”, señalaban responsables del Servicio vasco de salud.

 

“Se muestra que la lucha contra enfermedades es el día a día y que no tiene por qué ser una experiencia negativa”

 

El Hospital de los Ositos consiste en un juego de roles en el que los niños, por un día, se convierten en doctores de sus peluches bajo la tutela de los estudiantes de Medicina de segundo ciclo que desarrollan su formación en la Unidad Docente del HUB, todo ello supervisado y implementado por el Servicio de Pediatría del HUB. Ante esta iniciativa, el jefe clínico del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Basurto y coordinador de la Unidad Docente del centro sanitario, el doctor Javier Arístegui, explicaba que el objetivo principal “es disminuir el temor a los médicos y a las consultas, exploraciones y hospitales por parte de los pacientes pediátricos”.

HÁBITOS SALUDABLES En este sentido, describía que “se les muestra que las enfermedades y la lucha contra ellas son parte del día a día y que no tiene por qué ser una experiencia negativa, de forma que la próxima vez que acudan a la consulta muestren menos miedo y más colaboración con el profesional sanitario”.

De esta forma, los niños se familiarizan también con los diferentes aparatos de radiología, la sala de curas y el quirófano, obviamente todo ello adaptado para curar a sus peluches. Además, se fomentan entre otros conocimientos básicos médicos, la alimentación equilibrada, la vacunación y la higiene dental, “ya que es imprescindible que los niños comiencen a tener hábitos saludables y preventivos desde pequeños”, zanjaban los promotores de esta singular iniciativa formativa

fuente

http://www.deia.com/2013/04/12/bizkaia/en-las-mejores-manos