La capacidad de las unidades docentes obligará a reducir el número de MIR en el tronco médico

0
164

Los tutores y residentes de Radiodiagnóstico se reúnen el 7 y 8 de junio en Bilbao para analizar la formación en esta especialidad y el futuro modelo de troncalidad que está ultimando el Ministerio de Sanidad. En esta reunión, se van a presentar las conclusiones del proyecto piloto sobre formación en el tronco médico que realiza desde hace dos años el Hospital de Basurto. Esta experiencia ha evidenciado que el nuevo modelo “tendrá un impacto importante sobre el número de residentes que podrán formar las unidades docentes”, según el jefe de Estudios del hospital, José Luis del Cura.

“Tenemos serias dudas sobre la sostenibilidad de la troncalidad”, ha comentado el jefe de Estudios de Basurto y vicepresidente de la Sociedad Española de Radiología Médica (Seram). En opinión de los expertos del hospital, el número de residentes en el tronco médico tendrá que reducirse “por lo menos un tercio” y en el tronco de Imagen esta rebaja aún será mayor por la limitación de las unidades docentes que ofertan Medicina Nuclear.

Aunque aún no está claro cómo quedará la troncalidad, ya que el director general de Ordenación Profesional, Javier Castrodeza, ha anunciado que será “flexible”, la formación en el tronco médico y el número de residentes que se pueden formar a la vez está determinado por el servicio con menor capacidad de absorber a los MIR. En el caso de Basurto, los docentes ven la limitación en el servicio de Nefrología, que puede acoger a dos residentes simultáneamente. De esta forma, si se realizan rotaciones de dos meses por los servicios, el número de residentes que se pueden formar en el tronco es de 24, aproximadamente la mitad de los que se forman en el hospital.

De esta forma, en las unidades docentes que no tengan determinadas especialidades se tendría que mandar a los residentes a formarse fuera o bien reducir el número de rotantes o no acoger a ningún MIR. Puede ser el caso de las unidades docentes donde solamente se forma a médicos en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria.

En el caso de Basurto, para esta experiencia piloto se ha optado por un plan troncal flexible, con programas docentes troncales de duración de un año y medio con ligeras variaciones para las especialidades con el objetivo de adquirir una formación troncal completa y además no sobrecargar los servicios.

Evaluación

En cuanto a la evaluación que se lleva a cabo dentro de este proyecto piloto, José Luis del Cura comenta que está basado en competencias. Se proporciona al residente y al tutor una lista de las competencias que se deben adquirir y el nivel al que se debe llegar. El nivel depende de la competencia y la especialidad, por ejemplo, un residente de Cirugía Cardiovascular tendría que tener un nivel avanzado en evaluación clínica, es decir, realizarla con autonomía; pero no es necesario llegar a practicar un trasplante cardiaco autónomamente. En cuanto a estos procedimientos avanzados, solamente es necesario “llegar a verlos”, según el jefe de Estudios de Basurto.

Reunión

La reunión de tutores y residentes de Radiología tratará además de la excelencia en la formación. Se presentarán estrategias docentes de unidades que han conseguido alcanzar elevados ratios de participación de sus MIR en actividades de investigación y docencia. Según José Luis del Cura, “el encuentro utilizará la técnica de discusión en grupos pequeños, ya habitual en ellos y que permite estimular la participación de los asistentes.”

fuente

http://www.redaccionmedica.com/

bannermir2

Deja un comentario