El curso MIR de Asturias aspira a lograr un 95% de aprobados

0
195

El curso MIR que se desarrolla en Oviedo aspira a que en torno al 95 por ciento del total de sus alumnos -en torno a un millar de médicos- supere el examen que se desarrollará el próximo 1 de febrero, de modo que obtengan una plaza para cursar una especialidad en un centro sanitario español. Ese mismo fue el porcentaje de aprobados logrado por la Academia MIR asturiana en la última prueba, pero en esta ocasión la nota de corte impuesta por el Ministerio de Sanidad es más exigente.

Pese a que ha disminuido la oferta de plazas convocadas por Sanidad, ha sido superior -casi cuatro veces mayor- la reducción de la cifra de matriculados. Esta disminución obedece principalmente a la retracción de aspirantes de países ajenos a la Unión Europea -hispanoamericanos en su mayoría-, quienes han visto limitado a la mitad el cupo de puestos disponibles para ellos.

“Estamos muy satisfechos del nivel y del esfuerzo de los alumnos de este año”, explicó ayer Jaime Baladrón, director de la Academia MIR de Asturias. El último dato que maneja el doctor Baladrón -y que le hace abrigar expectativas ambiciosas- es el referido al simulacro de examen que los candidatos realizaron el pasado sábado. Siempre en el marco de lo que es un supuesto, sólo el 5 por ciento de los alumnos se quedó por debajo de la nota de corte.

Lo previsible es que en el conjunto de los médicos que hagan la prueba en febrero sea mucho más elevada la tasa de eliminados por no alcanzar el mínimo. Y es que una de las grandes novedades de la presente convocatoria reside en la nota de corte, que había sido introducida por primera vez en el anterior ejercicio. Ahora sube del 30 al 35 por ciento de la media obtenida por los diez mejores exámenes.

Según Sanidad, el objetivo de esta medida radica en “incrementar la calidad en la selección de los profesionales que acceden a esta formación”. El Ministerio admite que el número de plazas convocadas, “de acuerdo con las necesidades de especialistas manifestadas por las comunidades autónomas”, ha bajado. Sin embargo, agrega que “la oferta aprobada, más los residentes que en la actualidad se encuentran en formación, garantiza la reposición de las vacantes por jubilación que se produzcan en los próximos 15 años en todas las titulaciones”.

Los alumnos del curso MIR de Oviedo están respondiendo a este desafío “del mejor modo posible: estudiando más”, indica Jaime Baladrón. “Están sacando mejores notas que nunca”, agrega.

La oferta de plazas a nivel nacional para el próximo examen se ha reducido en un 3,7 por ciento con relación a la anterior convocatoria. En total, estarán en juego 6.149, frente a las 6.389 de la pasada prueba. Los inscritos son -provisionalmente- 12.038, un 14 por ciento menos que en el pasado examen. Para la prueba celebrada el pasado 2 de febrero estaban apuntados 13.720 licenciados en Medicina y finalmente se presentaron 11.772.

El responsable de la página web “Entrelazados”, especializada en el análisis del examen MIR, apunta que causa una cierta sorpresa que haya bajado el número de inscritos en el examen MIR toda vez que está aumentando de forma paulatina la cifra de licenciados que salen de las facultades de Medicina del país. Asimismo, la precariedad en el empleo invitaba a pensar en un aumento de los facultativos que, después de realizar una especialidad, podían hacer de nuevo el examen para así garantizarse al menos otros cuatro o cinco años de trabajo y salario.

La citada web matiza que aún no se conoce el reparto desagregado entre españoles y extranjeros en el volumen total de inscritos. Y dentro del grupo de extranjeros, se desconoce cuántos están afectados por el cupo fijado por el Ministerio. A falta de estas concreciones, “todo parece indicar que el porcentaje de contracción será mayor entre los extranjeros que entre los españoles”. Y es que el Ministerio ha reducido a la mitad -del 8 al 4 por ciento del total- el cupo de puestos destinados a aspirantes nacidos fuera del territorio de la Unión Europea.

En el curso MIR que se desarrolla actualmente en Oviedo son extranjeros el 14 por ciento del total de los alumnos. Proceden de 17 países distintos, extracomunitarios en su mayoría.

Las claves de la prueba

Pese a que ha disminuido la oferta de plazas convocadas por el Ministerio de Sanidad, ha sido superior -casi cuatro veces mayor- la reducción de la cifra de matriculados.

Esta disminución obedece principalmente a la retracción de aspirantes de países ajenos a la Unión Europea -hispanoamericanos en su mayoría-, quienes ha visto limitado a la mitad el cupo de puestos disponibles para ellos.

La oferta de plazas a nivel nacional para el próximo examen se ha reducido en un 3,7 por ciento con relación a la anterior convocatoria. En total, estarán en juego 6.149, frente a las 6.389 de la pasada prueba. Los inscritos son -provisionalmente- 12.038, un 14 por ciento menos que en el pasado examen. Para la prueba celebrada el pasado 2 de febrero estaban apuntados 13.720 licenciados en Medicina y finalmente se presentaron 11.772.

En el curso MIR de Oviedo son extranjeros el 14 por ciento del total de los alumnos. Proceden de 17 países distintos, extracomunitarios en su mayoría

fuente

http://www.lne.es/

anatomia5o

Deja un comentario