La Facultad de Medicina de la UGR escala posiciones y queda la tercera en el MIR

0
214

La Facultad de Medicina de la Universidad de Granada (UGR) es el centro con la nota de corte más alta de Andalucía. Es en la que el último estudiante que entra tiene la calificación más alta. Se supera el doce sobre una nota de catorce. Eso es en el caso de los alumnos que acceden a la Universidad para cursar los estudios de Medicina. Ahora se ha conocido que sus titulados son también muy buenos. El centro universitario en el que se forman los galenos ha quedado el tercero en las últimas pruebas MIR, que se han realizado. Se han mejorado los las cifras en relación a años anteriores, según el decano de la Facultad de Medicina, Indalecio Sánchez-Montesinos García.

Con estos resultados la Facultad de Medicina de la Universidad granadina gana en calidad y excelencia. Por delante, en este particular ranking, con resultados globales, está la Autónoma y la Complutense de Madrid. «El hecho de que la Facultad de Medicina de la institución universitaria granadina ocupe el puesto número tres de las 40 existentes en España en el último examen MIR, teniendo en cuenta el ‘top 100’ como así se viene considerando, es una excelente noticia. Nos preceden la Autónoma y la Complutense de Madrid. Constituye una gran satisfacción, es un reconocimiento al trabajo realizado y, sin duda, un gran estímulo para seguir adelante», valora el decano del centro granadino de la avenida de Madrid.

La comunidad

Tras estos resultados, que evidencia en parte, la buena formación de este centro, Sánchez-Montesinos, destaca que «el primer sentimiento que tengo es el de agradecimiento: A nuestros estudiantes en primer lugar, que con su estudio y su empeño hacen posible esta situación y, así mismo, a nuestros profesores y a nuestro personal de administración de servicios, piezas claves en el desarrollo de los objetivos propuestos. Todos y cada uno de ellos son imprescindibles en la labor diaria. En estos seis años al frente de la Facultad de Medicina hemos tratado de reconocer, estimular y potenciar el trabajo y las iniciativas de todos, teniendo siempre en cuenta que el valor más importante es nuestra condición humana. Estos seis años son precisamente los mismos que han tenido que cursar nuestros estudiantes para alcanzar estos resultados. Tratan de ser los mejores para cumplir su sueño y su vocación de ser médicos, entendiendo desde el inicio de sus estudios que son personas que tratan a personas y cuyo fin último es mejorar la salud de nuestros ciudadanos de Granada y otras muchas ciudades y pueblos».

El centro, en su conjunto, y el alumnado, en particular, tienen por delante nuevos retos. Para el decano estos pasan por «seguir con el camino trazado, con una actitud firme, positiva y esperanzada, haciendo valer la continuidad de la historia, en nuestro caso de una larga y exitosa historia, sentando las bases para la mejora que debe significar el futuro. Necesitamos urgentemente profesorado clínico para todas las asignaturas de la titulación y cubrir el relevo generacional». Encima de la mesa está también, hace años, si es necesario ampliar o no el número de plazas de nuevo acceso. Al margen de si es necesario o no, se debe plantear si se puede.

En estos momentos «estamos inmersos, con el servicio de informática del Hospital Universitario Virgen de las Nieves y el de nuestra Universidad, a los que agradecemos su excelente trabajo, en la mejora de las prácticas clínicas, junto a los profesionales del SAS, para darle rigor y coherencia con el avance de la obtención de competencias mediante un programa informático llamado ‘Praxis’».

El profesor Sánchez-Montesinos echa mano de Pedro Laín Entralgo que decía que: «Hay que asumir lo asumible, revisar lo revisable y proyectar lo proyectable». Los momentos son difíciles, no se discute, pero seguiremos adelante en la seguridad de nuestro potencial humano. Somos una institución pública inmensa y privilegiada con nuestra Universidad, nuestros hospitales y centros de salud universitarios y tantas otras instituciones de Granada comprometidas con la formación de nuestros estudiantes. Todas ellas hacen de nuestra ciudad no un campus sino una ciudad universitaria. Todas son la Facultad de Medicina de Granada. A todas ellas y a las personas que les dan vida, muchas gracias». Medicina tiene tarea. Los estudiantes que han aprobado el MIR y colocado a la institución granadina en tan buena posición ya han hecho parte de su cometido. Ahora les toca la especialización, que sus maestros están seguros que también darán la talla.

fuente

http://www.ideal.es/

anatomia5o

Deja un comentario