Ninguna hija mía será circuncidada

In this video

A la activista gambiana Jaha Dukureh la sometieron a la mutilación genital y la obligaron a casarse cuando era una niña. Jaha es Embajadora de Buena Voluntad de ONU Mujeres en África y, junto con otras activistas de la región, tiene por misión acabar con la mutilación genital femenina.

Se centra en movilizar a los jóvenes y sensibilizar a la opinión pública sobre esta práctica que atenta contra la integridad física de mujeres y niñas y viola sus derechos humanos.

(Vídeo cortesía de ONU Mujeres)

(Visited 13 times, 1 visits today)

You might be interested in

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: