El Tribunal Supremo declara nulo el Real Decreto de troncalidad